Open here Open here
7 2016

10 desayunos increíbles del mundo

Al viajar, nuestra nacionalidad es un importante factor, no podemos negarlo… y uno de los momentos en las que podemos dar más fe de ello es a la hora del desayuno.  Cada país disfruta de su propia tradición para la comida más importante del día, y uno de los mayores placeres de viajar es precisamente experimentar los desayunos de los países que visitas por todo el mundo. Sigue leyendo para unos pequeños ejemplos de los desayunos tradicionales en 10 interesantes destinos del mundo.

 

Huevos y tostada de Kaya en Singapur

2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hay pocas cosas que puedan ser baratas en la ciudad más cara del mundo, pero desayunar es una de ellas. Es un plato sencillo que le será familiar a la mayoría de los occidentales: huevos y tostadas, pero con matices locales. Para empezar el día como un singapurense, esos huevos necesitan ser cocidos a fuego lento y la tostada estará mejor untada de mermelada de kaya, una especie de natilla de coco. Añade un poco de salsa de soja a los huevos y emparéjalo todo con un kopi (café negro) y el día estará empezando bien, seguro. Cadenas por toda la ciudad ofrecen este básico desayuno, como Killiney Kopitiam o Ya Kun Kaya Toast, pero está bien buscar sitios tradicionales como Tong House.

 

Chilaquiles en Ciudad de México

 

3

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta ingeniosa mezcla ha ayudado a muchos a levantarse con más energía, y también es conocido por “matar la cruda” (la resaca). Las tortillas secas se saltean con salsa verde y un poco de crema fresca, coronado con huevos fritos, queso fresco y con añadidos como cebolla, aguacate, carne y a veces rábano. El resultado es un plato salado, sabroso, agradable y algo crujiente que es típico de todo el país. Están disponibles por toda la Ciudad de México, desde ventanas de take away como La Ventanita en la zona de moda Roma Norte, sitios económicos como Café El Popular en el centro de la ciudad y sitios para altos presupuestos como Eno en la zona de Polanco. 

 

Desayuno doble en Marrakech

 

4

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Son varios los desayunos típicos de Marruecos. Uno es más semejante al típico desayuno francés, con una baguette tostada, zumo, y café, gracias al pasado colonial del país. La otra está más basada en la cultura marroquí y ¡se disfruta dos veces! El día empieza con un té de menta y hacha (como una mezcla entre un muffin y tortitas) servido con varias mermeladas y aderezos como el amlou, hecho a partir del aceite de argan, almendras tostadas y miel. Un par de horas más tarde le acompaña más té y café y platos como la bissara, una sopa de habas deshidratadas que es la favorita durante los meses de frío. Puedes encontrar la mejor Bissara en los callejones estrechos y plazas antiguas de la ciudad de la medina.

 

Desayuno irlandés en Dublín

 

5

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En el frío y húmedo Dublín, el desayuno es la mejor manera de combatir el frío (o quizá también los efectos de algún Jamesons de más). Este desayuno es consistente y se compone de, al menos, huevos fritos, bacon y salchichas, tomate frito, champiñones fritos, tostadas y frijoles cocidos. Algunos restaurantes le añaden morcilla e hígado en un revuelto. La zona del norte de Liffey River, justo al este de Four Courts tiene una particular mezcla de bares, cafés y tiendas. Para un desayuno típicamente irlandés, es mejor evitar los lugares más modernos, orgánicos y artesanales, y quizá acudir a los pubs típicos. Gerry’s, a una manzana de St. Stephen´s Green, es tan humilde como parece y su fama se ve en su desayuno.

 

Vada Pav en Bombay 

 

6

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los habitantes de Bombay han perfeccionado el rápido y caliente desayuno en un pequeño conjunto lleno de carbohidratos conocido como Vada Pav. Este buñuelo de patata frita se envuelve en un fino rollo de harina y se adereza con chutney o salsas dulces y picantes. Combínalo con un lácteo llamado chai y un plato de sambar (un tipo de salsa) para el efecto completo. Está disponible en muchos puestos ambulantes y dhabas por todo Bombay.

 

Un desayuno rápido en Madrid 

 

7

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El desayuno es una cosa rápida en Madrid. Las opciones incluyen pan con tomate (además de poder añadirle ajo, cebolla, y por supuesto aceite de oliva) o bollería como las napolitanas o croissants. Hay cafés y pastelerías en cada barrio que preparan estos desayunos, que normalmente se toman con café y zumo natural de naranja. Alguno se quedará con hambre, pero los precios son más asequibles que los estándares europeos, por lo que si quieres repetir, una segunda ronda no hará mucha mella en tu bolsillo.

 

 

 

Vegemite en Sidney 

 

8

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A los australianos les gusta poner nombres graciosos a las cosas, por ejemplo, pregunta a cualquier australiano que significa “budgie smuggler” … Así que no hay nada raro que se refieran al desayuno como “brekkie”. El brekkie en Sydney le resultará familiar a la mayoría de norteamericanos, ya que incluye alimentos como huevos y patatas. No obstante, una cosa que los australianos disfrutan es el Vegemite. Es marrón y se unta, pero no está hecho para todo el mundo (es amargo, salado y deja la lengua seca). Los australianos la untan en pan con un poco de mantequilla y les encanta. La sabiduría dice que la clave es untar una fina capa de Vegemite, ya que de otra forma esta pasta te deja saturadas las papilas gustativas, de todos modos, es sólo apto para los gustos más acostumbrados.

 

Jok o tortitas de coco en Bangkok 

 

9

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Como ocurre con todos los platos tailandeses, las opciones son ilimitadas a la hora de elegir un desayuno típico de la zona. Todo sirve como desayuno en la caótica capital de Tailandia, desde las brochetas de carne, los salteados hasta las sopas. Para un desayuno rápido, los kanom krok son un cruce entre una tortita y pudding, hechos con harina de arroz y crema de coco. Si lo emparejas con el denso y dulce café tailandés, tu día estará empezando con un buen chute de energía. Para un desayuno salado, busca jok, un tipo de arroz tailandés, o arroz porridge. Esto es comida tailandesa en su máximo esplendor, servida con carne de cerdo, huevo, jengibre y cebolletas. Lo puedes encontrar en casi cualquier mercado de la ciudad.

 

 

Mediaslunas en Buenos Aires 

 

10

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Desayunar en la extensa ciudad de Buenos Aires puede ser una aventura. Para estar seguro, aquellos que estén buscando rollos orgánicos de avena con semillas de chia y bayas de goji, las encontrarán en el barrio más de moda, Palermo, donde hay tres restaurantes súper chic que lo sirven. Sin embargo, para empezar el día a la antigua usanza, es la hora de recargar carbohidratos. Las medialunas con un clásico de la ciudad (parecen más pequeños en la foto, son unos croissants ligeramente densos que pueden ser dulces o salados). Para una experiencia complete, suelen venir acompañados de tostadas, jamón, zumo, y café cortado. Desayunos como éste suelen estar disponibles en casi cualquier café clásico de la ciudad, pero los mejores están en los barrios más antiguos, San Telmo y Recoleta.

 

Tortitas holandesas en Amsterdam 

 

11

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Conocidas como pannenkoeken, las tortitas holandesas se comen a cualquier hora del día, y ¿por qué no pasarse al menos un día comiendo sólo tortitas? Pueden ser dulces o saladas. Este plato parecido a las crepes se puede mezclar con casi cualquier cosa, pero la mezcla de manzana, canela y azúcar no tiene rival. Para probar las mejores (y más diversas) de la ciudad, ve a Pancakes! Amsterdam, cuyo nombre y popularidad te dicen todo lo que necesitas saber.

 

 

Categories: Travelers' Choice

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *